Los tacones y el cine de acción: Toda heroína debe ser sexy

22 Junio, 2015

Los tacones y el cine de acción: Toda heroína debe ser sexy

Aunque algunas veces pasa desapercibido y otras podemos notarlo, definitivamente muy pocas llegamos a cuestionarlo: "Porqué la tan impráctica idea de vestir con super tacones a las heroínas del cine de acción y aventura?". Aunque la respuesta no tarda en llegar a nuestras cabezas (sexualidad), siempre olvidamos el tema y cambiamos de página para seguir con la trama. Sin embargo, existe esta mujer llamada Julianne Ross quien creó un blog con todo el material sobre estas geniales heroínas que llevan tal absurda indumentaria.

Recientemente, Ross estuvo brindando entrevistas y comentando sobre la motivación y el objetivo de realizar este blog. Ella asevera que, aunque su intención no es protestar contra los estándares de belleza y femineidad, es inevitable caer nuevamente en el tan marcado tema del sexismo en Hollywood. Principalmente, hace pie en que 'femineidad' no debe ser confundida con 'debilidad'.

Ahora bien, esta no es una regla inquebrantable. Si bien existen modelos de heroínas a por montones que requieren una indumentaria extra sexualizada en cuero y ajustados spandex que regalan tremendos escotes, también existen otras que se alejan de este culto a la sexualidad. Aunque este recurrente hábito de la industria cinematográfica ha recibido durante años cientos de demandas, pocas veces vimos un cambio notable, intencionado o no. Nada más comparemos a dos de las últimas heroínas que el cine de acción y aventura nos dio este año: Furiosa de Mad Max y Claire de Jurassic World.

Por un lado, tenemos a la mutilada Furiosa que solo lleva como maquillaje tierra y mugre de las secas carreteras; aunque su máscara para los ojos queda bien, claramente ha renunciado a cualquier estándar de belleza al prescindir de su cabellera y preferir vestimenta semi-militar funcional antes que unos trapos sexys. El resultado: Genial.

 

Claro, esto no deslinda a Mad Max de cualquier contenido sensual, pues Furiosa no fue la única fémina de la película. También tenemos a Las Esposas. Eso sí, el significado del porqué la sensualización de estos otros personajes tiene un propósito muy claro dentro del filme, tanto a nivel estético como argumentativo.

 

Por el otro lado, tenemos Jurassic World, una dinoaventura escuela Disney que no busca destacar dentro de lo innovativo, sino que reutiliza el ya convencional espectáculo de acción familiar característico de Hollywood, pero esta vez con mayor tecnología fx y mayor precisión científica -que no se mal interprete esta descripción, su redactor disfrutó de todo aquello que sabe bien que fue a ver al cine-. La película recuerda mucho a esas macho-aventuras ochenteras al estilo Rommance of the StoneEn esta nueva cinta, la innegablemente hermosa Bryce Dallas Howard lidera el guión como un personaje femenino que termina siendo un blanco más fácil para algunas feministas que para los mismos dinosaurios de la película. Porqué? Porque su personaje recae en un desgastado cliché de mujer corporativa complaciente con su jefe que, llegado el momento, depende y se entrega a la merced del macho héroe (macho alfa, para quienes ya vieron la peli).

 

A nivel argumento, no es difícil justificar el porque de un personaje tan estereotípico. Claire Dearing (Bryce), debe luchar primero con su propio personaje ntes que con cualquier dinosaurio para poder demostrar sus aptitudes de supervivencia y hacer notar mejor cómo termina volviéndose una gentil heroína, ya que en más de una ocasión salva a Chris Pratt y otros de ser el almuerzo de un dinosaurio. Es la forma más fácil de mostrar cómo rompe su burbuja y deja de ser una estirada, fría y superficial ejecutiva. Muchos comparan su personaje con Laura Dern en Jurassic Park, pero olvidan que son personajes diferentes, pues Dern interpretaba a una arqueóloga y como tal debía llevar botas hasta para ir por pan.

 

En el blog de Julianne Ross, no solo vemos imágenes de Claire escapando de dinosaurios aun llevando sus temibles tacones altos -lo que en verdad incrementa aun más la tensión de cada escena, sino también imágenes de otras heroínas que no renuncian a su sexualidad ni por salvar su propia vida o la de otros, como es el caso de Lucy de Luc Besson, donde a una 'super inteligente' Scarlett Johansson no se le ocurre la idea de cambiar de zapatos e incrementar así sus nuevas habilidades de combate.

El reclamo de Ross es más que coherente y justo para quienes lo demandan. Podemos tener todo tipo de héroes, pero no hay porqué ser incongruentes con nuestra propia historia al crear personajes tan imprácticos. El culto a la sexualidad no es historia nueva, y aun crear una lucha contra este, solo provoca que se cree otra propuesta estética, mas no la anulación de la práctica como tal. Desde la Venus de Willendorf hasta la fecha, venimos apreciando e idolatrando todo canon de belleza que se ha establecido según cada cultura. Aunque no podemos ir contra este culto, sí podemos demandar al menos un poco de congruencia.

 

Fotografía principal: Victoria Vives. Retoque: JR Jáuregui.
Autor: 
JR Jáuregui