THE FLASH TERCERA TEMPORADA - DIAGNÓSTICO GORILA

24 Mayo, 2017

THE FLASH TERCERA TEMPORADA - DIAGNÓSTICO GORILA

Ha llegado a su fin una temporada más de The flash de la cadena CW, que digan lo que digan sus detractores por asuntos de competencia en cómics, sigue siendo muy buena televisión, aún los episodios más cándidos como el especial musical.

Fue una montaña rusa, con un enfrentamiento monumental entre Flash y Gorilla Grodd, pudimos ver a Solivar, la ciudad gorila y vimos a villanos clásicos como Kadavra, pero lo que nos interesa es todo lo concerniente a Savitar, el villano principal de la temporada.

La redacción Gorila se halla seccionada en dos corrientes de opinión, por un lado tenemos la de que es natural que la serie juegue a salvo con cosas como la identidad secreta del villano o la muerte de un personaje principal, pues es en esencia "cándida e inocente", esta batalla de tonos se reflejará hasta en el universo de cómics en el desenlace del éxito de ventas “El botón”. Este punto fue brillantemente expuesto por Adrián Snow (aún no sabemos si hay parentesco con Caitlin Snow) en nuestra mesa de discusión que se halla en la speed force.

En ese entendido, la revelación de que Savitar era Barry se atenuó porque él era un remanente temporal y la muerte de Iris no era tal porque el doppleganger H.R. tomó su lugar.

Este problema de “media marcha y regreso” es lo que caracterizó esta temporada, la idea de que el propio Barry era Savitar revoloteó la temporada desde el primer momento y tras el shock que causó la revelación, viene la patada baja de “que es un Barry trucho” y el nadador regresa a la partida después de haber nadado media piscina, esto vuelve a ocurrir tras el brillante penúltimo episodio “Infantino Street” con el regreso del genial Capitán frío.   

De acá hacia la sorpresa final del capítulo, todo es relleno con pocos momentos de verdad emocionantes, como el regreso de Jay Garrick de la speed force o el lagrimar de la misma speed force tomando la forma de la mamá de Barry. El problema con esto es que al comenzar el episodio Joe se derrumba por la muerte de su hija si haces eco en un tema similar al final ya desensibilizaste a tu audiencia, en fin.

Lo triste es que había mucho potencial desplegado esta temporada, en algún punto hasta nos gustaba más Gustin como villano que como héroe, gran rango de actuación. Aunque la serie dio una “falsa sorpresa” revirtiendo la muerte de Iris en la del mismo Barry, no puede decir que no jugó a salvo una vez más.

Ni hablar del remanente siendo abatido de un tiro, tras todo lo que se burlaron de la muerte de Quicksilver en Avengers 2. ¿De verdad es lo mejor con lo que podían salir? Madre mía.

Continúa la dinámica de la crisis (hasta con un homenaje visual) al final de temporada, todos pierden, pero no realmente y tarde o temprano van a tener que lidiar con el asunto de la pérdida de Iris si desean que este Barry tenga algo del personaje que tanto amamos en los cómics, aunque al final de esta arca, eso es algo ya muy remoto.

En vez de ver a los “rogues” tan necesitados en este show y que se esperaba aparezcan esta temporada, deberíamos esperar (ojalá estemos equivocados) otro villano misterioso relacionado con la speed force, cuya identidad sea potencialmente la de alguien del grupo, que amenace algo trascendental en la trama, pero que al final la esencia no se vea afectada o retome su cauce con cambios no drásticos como hicieron con el flashpoint o la muerte de Eddie Thawne.

Se ha convertido en algo tan elemental que hasta los amantes acérrimos de la serie en la redacción ya toman notas para ver quién va a morir y no le va a importar a nadie, excepto a una científica/interés amoroso, sacado a tres o cuatro episodios antes del final, mediocre, muy mediocre y para nada a la altura de lo que se exponía a mediados de temporada.

En fin, es aún una serie con gran potencial que desearíamos crezca con sus televidentes  por lo pronto 5/10.