LAS CINCO MEJORES PELÍCULAS DE HARRY POTTER

28 Junio, 2017

LAS CINCO MEJORES PELÍCULAS DE HARRY POTTER

Este Lunes 26 de junio tuvimos el placer de compartir la celebración de 20 años de magia con Harry Potter en el cine 6 de agosto de la ciudad de La Paz-Bolivia con el Club Oficial "Harry Potter Fénix" La Paz; quienes una vez más demostraron que son uno de los fandoms más rabiosos del país, desplegando un entrañable espectáculo con parafernalia, homenajes y eventos especiales concernientes a la saga literaria y cinematográfica creada por J.K. Rowling.

Más que una típica reunión donde uno acude a comprar parafernalia o a hacer controversia sobre sus puntos de vista de su amado fandom, fué una exposición de ingenio y cariño por la saga, mostrando a todas las casas de Hogwarts con sus respectivas reliquias, ambientes y personajes, desde los mas identificables a las piezas de cultura popular más oscuras de esa saga presentadas con ocurrencia y buena onda, una experiencia inolvidable.

 

No había mejor lugar para preguntar a los fanáticos más acérrimos cuales son las mejores adaptaciones de libro a película dentro del lore de Harry Potter según ellos mismos y fuera de a qué casa pertenezcan o si se dedican a la magia oscura, estas fueron sus respuestas que combinadas a las apetencias tanto de la propia saga como del cine en general de la redacción Gorila produjo esta lista definitiva:

De ya adelantamos que las tres películas que quedaron fuera son DEATHLY HALLOWS PT.1  que sufrió el tratamiento de ser dividida en dos partes y terminó siendo letárgica, es muy curiosos que muchos de los fanáticos piensan que THE GOBLET OF FIRE tenía mucha más historia y potencial de ser dos películas, en fin, mucho tiempo de calidad entre nuestro trío favorito ahogó a esta película, estadísticamente la menos citada del canon además.

HARRY POTTER AND THE ORDER OF THE PHOENIX es la que a criterio de la redacción cimentó a David Yates como el director estable de la saga, pero a criterio de muchos de los fans con los que conversamos, pecó de haber creado confusión con otra de las muertes más lamentadas de la saga, la de Sirius Black  y haber hecho que odiemos más de la cuenta a la pobre Cho Chang.

No debemos apresurarnos a tirar piedras ya que ese libro es un monstruo de 870 páginas que trató de ser elevado con esa amplitud al cine, pero la relación de Harry con su padrino y toda la descomposición de la dirección de Hogwarts se sintió apresurada.  

Finalmente THE CHAMBER OF SECRETS, tampoco se asomó a nuestro cinco perfecto, porque como su material original, es una pieza de entremés antes de la llegada de los verdaderos problemas, además peca de ocurrir en su mayoría en Hogwarts, por lo cual el universo no se expande de manera significativa, aunque hay que aplaudir a uno de nuestros favoritos de la saga, si Lockhart, te amamos.

Asegúrense de no hacerle un Avada Kedavra al mesanjero, cualquier carta aulladora, por favor hacerla llegar a la redacción y publicaremos sus gustos y disgustos acerca de la lista con mucho gusto.

5 HARRY POTTER AND THE HALF-BLOOD PRINCE

El torneo de los tres (cuatro) magos fue nuestro último vistazo al candoroso mundo de la magia expuesta en los otros tres libros, nos cerraron la cortina de la manera más horrible con una de las muertes más sentidas del universo ficticio Potter y arribó la orden del Fénix, junto a un nuevo director y compositor para la saga, David Yates y Nicholas Hooper elaboraron en “La orden” pero perfeccionaron en el “El príncipe”, que reflejó de manera magistral la misma desazón planteada en el libro, con un clímax bastante parecido al del Imperio contrataca de Star Wars, con todos los que no habían leído los libros llevándose las manos a la cara y diciendo ¡QUE DEMONIOS ACABA DE PASAR! jurando venganza contra los que consideraban traidores.

No hay que olvidar la cinematografía de Bruno Delbonnel, que hizo que la investigación final de Harry y Dumbledore, que en el libro se distancia un poco de la trama, se haya convertido en algo digno de una película de horror, poniéndonos al borde del asiento.

Por último tuvieron que remar contra el peor corte de pelo de Harry Potter en toda la saga.

4 HARRY POTTER AND THE DEATHLY HALLOWS PT. 2

Como realizador llevar a cuesta una saga de varias películas es algo truculento, muchos cínicos esperaban que el epílogo de la saga de Harry Potter se desinfle al final, y de hecho literariamente, es la idea de la redacción gorila que muchos asuntos de la historia fueron cerrados con un nudo ciego de bolsa de mercado, pero fuera de todo eso, el final de la saga en cine puede ostentar de ser mucho más que decente.

Al principio muchos de nosotros esperábamos un escenario más cruento de “matar o morir” en la guerra definitiva del mundo mágico, pero la justificación del director, teniendo en cuenta toda la fantasía que se había desplegado por tantos años con tanta inocencia, quidditch, bailes de navidad, y magia en general, hace que podamos vivir en paz con el trato que se dio a la batalla, con todas las muertes y momentos que de todos modos nos hicieron nudos en la garganta, que demonios, todos lloramos con eso de “allways”. Yates se establece como el guardián de la magia, hecho ratificado por Animales Fantásticos y donde encontrarlos, por haber traducido tan delicadamente y con tanto cariño todas las conclusiones de todas las historias expuestas con gracia y eficacia. Y no, el horrible maquillaje de la escena final no arruina todo (juajua)

3 HARRY POTTER AND THE GOBLET OF FIRE

Una película que debía ser tomada con pinzas, pues es la transición del candoroso mundo mágico presentado en la primera trilogía a un tenebroso mundo peligroso donde las fuerzas oscuras toman forma. Un apartado especial a la música del genial Patrick Doyle. Aunque el tratamiento “de afuera hacia adentro” que se le dio al mundial de quidditch es algo que la redacción gorila no va a perdonar jamás, el esperado retorno de (aquel que no debe ser nombrado) y la complejidad de las pruebas del torneo de los magos fueron expuestas de manera efectiva, todo acentuado por la trágica muerte de Cedric Diggory que fue épica.

El trato del director Mike Newell, injustamente desaparecido de la memoria de la mayoría de los cronistas en medio de la saga, nos recuerda mucho a su genial Cuatro bodas y un funeral, con ese despliegue de humor y ocurrencias en medio de un desbarajuste monumental como es el torneo de los tres (cuatro) magos, que pena que luego hizo El príncipe de Persia (volvé a la comedia, gil).

Los conflictos entre amigos, y toda la angustia juvenil que avecinaba la saga en sus primeras tres partes, fue manejada de manera inteligente, si no tan emotiva como en "El prisionero", pero aún así es una de las películas más subestimadas de la saga que amamos con todo nuestro corazón de mono.  

2 HARRY POTTER AND THE SORCERER’S STONE

Terrible destino del que inicia, especialmente una saga fantástica que puede morir al comenzar como La brújula dorada o derretirse en el camino como la saga de Narnia, a quien se debe agradecer es al director Chris Columbus por el vuelo infatigable que tuvo la franquicia con un primer bocado, que aunque no es perfecto, es lo más cercano a eso, si eres amante de los libros.

Una descripción de un universo intrincado que parecía imposible y aunque libertades artísticas se tomaron y cosas quedaron fuera, logró establecerse como una versión tan definitiva de la historia que hoy por hoy remitirse a una franquicia sin pensar en la otra es un disparate.   

Lo primero fue una victoria de casting sin precedentes, con todos los personajes elegidos de una manera de ensueño, especialmente, claro, Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson, todo unido a lo mejor que tiene el cine británico para ofrecer; ni hablar de la banda sonora de John Williams que nos tumbó del asiento antes de que Dumbledore llegara  Private Drive y cuyas notas iniciales todo fanático tiene guardadas en el teléfono para usarlas de tono.

Es reconocida en el mundo del cine como uno de los primeros actos que te urge inmediatamente a volverte un adicto a la saga y eso no es poco.

1 HARRY POTTER AND THE PRISONER OF AZKABAN

Como le dijimos a muchos fans de la saga, el amor chiflado de la Redacción Gorila por esta joya que nos dejó en la senda mágica Alfonso Cuarón, es algo con lo que no negociamos, es la número uno, cualquier día de la semana.

El cambio de timón es el momento trascendental en la vida de cualquier saga, y este cambio en particular era complicado para la Warner Bros que venía de haber anotado dos exitasos por lo que las expectativas y apuestas andaban por las nubes. Alfonso Cuarón con películas como Y tu mamá también, venía con un fólder que a la mayoría de los fanáticos le parecía inexplicable, pero WB apostó bien al confiar en la visión creativa más que en la perpetuación de estándares, algo que el cine ya no hace ni de chiste.

Cuarón se presentó con ojo fresco y recién leído, dispuesto a meter de cabeza a todos los fans a la adolescencia mágica y pidió carta banca del estudio, que agallas por favor. El prisionero a pesar de ser uno de los libros más amados de la saga, es uno de los que menos expande la narrativa, por lo cual Cuarón decidió hacer énfasis en el desarrollo de personajes y añadir mucho de lo que se considera definitivo en las personalidades del trío protagonista, el único que puso su pie firme contra hacer el film lo más juvenil posible fue Rupert Grint y hasta eso aceptó el director con astucia y lo implementó a la trama.

Mientras el libro hace un énfasis pasajero en su atracción por Hermione, Cuarón sembró las semillas de lo que sería uno de los romances adolescentes más sonados de una generación completa, sumémosle a eso el timing perfecto y cinematografía impecable que describe el complicado viaje en el tiempo descrito en la historia y tienes un film que a nuestro criterio es el que mejor se para como solitario fuera del Potterverso.