NO MÁS COSPLAY DE HYDRA, ¡HAIL HYDRA!

20 Septiembre, 2017

NO MÁS COSPLAY DE HYDRA, ¡HAIL HYDRA!

La Comic Con de Rose City en Portland, estado de Oregón en el noroeste de Estados Unidos, ha prohibido oficialmente que sus asistentes realicen cosplays del Red Skull o de agentes de Hydra o cualquier ideología identificada con el partido nazi, que según el fundador y director del evento Ron Brister es una “tendencia que está creciendo

Puedo decir seguro que he visto gente vestida de nazi en este año en las convenciones alrededor del país, mas que en ningún otro año” aseguró Brister justificando la posición de los organizadores del evento que el martes anunciaron que la política de admisión cambiará radicalmente en todo lo que concierne a “simbolos de odio”, específicamente los nazis o inspirados por estos.

Curiosamente el comunicado (y esto es para morirse de la risa en opinión del Team gorila) hace especial hincapié en que el ban no incluye el traje moderno de Hydra, específicamente el creado para la saga Secret Empire ya que se tomaron a la molestia (según ellos) de no incluir ningún símbolo específico de odio. Si, estamos hablando de la saga donde la encarnación del espíritu americano se vuelve nazi, madre mía.

Sin embargo la prohibición si alcanzará también a cualquier descripción “irónica o satírica” de cualquier equipo o parafernalia usada por los Nazis o inspirada por estos. Esto apuntando específicamente a un clásico disfraz usado por varias personas, el de Hello Kitty vestida como oficial de la SS, que inclusive tiene figuras comerciales, la justificación para esto es que los más pequeños podrían creer que esos sucesos hacen gracia o son vistos como comedia por los organizadores (no es broma).

Toda esta sinrazón parece estar asociada al horrible crimen donde dos personas fallecieron tratando de detener a un supremasista que atacó a dos mujeres musulmanas, no vamos a poner nombres, no deseamos darles crédito ni generar shock gratuitamente a diferencia de muchos otros.

Muchos de los asistentes que defendieron su derecho a cosplayarse y al esfuerzo invertidos en su atuendo, además de citar las reglas específicas de la convención sin embargo, recibieron en respuesta un ban de por vida de cualquier evento asociado a comics. Para este momento sin embargo se cambió este aspecto a solo pedirles “amablemente” que se larguen.

Aunque no sean simpatizantes, en la convención apreciamos que no se vistan como uno” concluyó Brister.

Aquí es donde la redacción gorila tiene que trazar la proverbial línea en la arena, no es posible que las posturas políticas identificadas más con la libertad tengan carácter prohibitivo, menos sentido tiene que se den el trabajo de distinguir que atuendo nazi es el bueno, el nuevo o el antiguo, esto es claramente un ardid comercial para que el ban no alcance ciertos productos, pero siga siendo bien visto por una cultura del continuo descontento.

Entiéndase, a diferencia de muchos portales que se estrellaron mas frontalmente contra la política entendemos que está basada en el resguardo de la seguridad de los asistentes a los eventos, pero es un caso típico de remedio peor que la enfermedad, más que apaciguar los ánimos lo que está haciendo es enfrentar con más animosidad a la gente.  

Acerca de ser estricto con la iconografía, hay también que recordar que una rama enorme y específica del cine fantástico, sci fi y de horror ironiza al desaparecido partido en producciones como Iron Sky, Nazis in the centre of the earth o Dead Snow. Esto no excluye a grandes clásicos del cine como El gran Dictador o Los productores y ni hablar del cine explotación donde podríamos llenar diez páginas con solo títulos.

Muchas producciones también se plantean futuros alternativos donde el partido nazi ganó la guerra, producciones que triunfaron en crítica como The man in the high castle, que está incluida en el ban enfáticamente.

Finalmente si vamos a ser quisquillosos con el partido como la fuente de la que bebieron los autores para describir a sus villanos, recordemos que el imperio en Star Wars está inspirado en ellos no solo en ideología también iconográficamente cono lo hemos expuesto en varios videos de la revista gorila, así como las huestes de Saurón en El señor de los anillos, no vayamos a despertar un día en un mundo donde Darth Vader o los orcos sean prohibidos en una convención de cómics o ciencia ficción por asociación, sería el desastre. Dada la naturaleza de la prohibición esto ha dejado de ser un disparate.