DOCTOR WHO ¿QUÉ FUE MAL CON LA TEMPORADA 10?

25 Octubre, 2017

DOCTOR WHO ¿QUÉ FUE MAL CON LA TEMPORADA 10?

Doctor Who, la serie emblema de la cadena británica BBC ha estado al aire desde 1963 con un pequeño hiato el año 1989. Fue relanzada el año 2005 y desde entonces ha gozado de gran popularidad con 5 de los actores mas renombrados de la TV británica pasándose en destornillador sónico en 10 temporadas.

Sin embargo las temporadas 9 y 10 se han desinflado en el imaginario de los televidentes casuales, probablemente no así en el de su fandom, uno de los más rabiosos de los cuales se tenga cuenta. Esto es una lástima, si se tiene en cuenta la expectación que causaba la llegada del actor Peter Capaldi a la tardis, visto de lejos, su paso por la saga fue mas transicional y no ha logrado establecerse como sus pares en tiempos pasados, pero todo esto no es ni de lejos su culpa.

LA COMPAÑERA

Clara Oswald, tras una espectacular primera aparición en Asylum of the Daleks, fue sobreexpuesta y sometida a una suerte de reglas imposibles de existencia quDocotre hacían que regrese de la muerte en varias ocasiones y tras servir de interés amoroso del onceavo doctor, terminó sobreviviéndole y no pudo mantener una dinámica interesante con el flamante Doctor. Sin el romance que los mantenga juntos narrativamente, el show comenzó a ser más de Clara y menos del Doctor, por lo que al momento de su partida, su personaje en antaño amado, se había convertido en un objeto de polarización del show, que tuvo que ser sacrificado sin mucha gloria a diferencia de otros amados compañeros cono Donna Noble o Amy Pond.    

Algunos fanáticos han apuntado al personaje de Bill Potts, su raza y sus preferencias sexuales, como la inclusión forzada de una agenda dentro del show. Aunque en otras ocasiones como en el caso de Star Trek: Discovery, hemos aceptado que el discurso político enrareció la mitología del show, este definitivamente no es el caso, Bill estaba escrita más entrañablemente que la expuesta hasta el cansancio Clara Oswald (la aman y la odian, nosotros también). La exposición de su sexualidad fue sutil y nada tediosa a diferencia de muchas otras series y los matices de su personaje podrían haber sido mejor explorados de no haber sido por una falencia del show que exponemos a continuación.

LA PLANTILLA

El show a lo largo de sus nuevas temporadas ha obedecido a un ezquema que no suele quebrarse año tras año, en el episodio de entrada se presenta vagamente a una gran amenaza la cual se va despejando a lo largo de la temporada (en este caso la de los monjes), con la temporada 10 no solo se siguió una vez más la plantilla, su resolución, a diferencia de otras temporadas, se sintió apresurada, con una sensación de que en ninún momento el peligro era real.

Otra de las cosas que se han convertido en recurrentes en el show es la osadía del doctor que sumado a lo impredecible que se convirtió desde su onceava encarnación, hacen que una vez más se nos quite una sensación real de peligro. Solo basta ver el primer encuentro del primer Doctor (Christopher Eccleston) con un Dalek, es una escena de terror, sorpresa e ira muy bien montada; si la comparamos al primer encuentro de Peter Capaldi con los Daleks, comparándolos a unos carritos chocones, vamos a poder entender como en un sentido, la omnipotencia del Doctor ha terminado convirtiéndolo en una parodia de sí mismo.

La misma fórmula puede ser aplicada al escritor Steven Moffat que a cuenta de hacerse de una fama de ser un destructor de ilusiones y someter a su fandom a una (a veces) martirizante gimnasia mental, no pudo capitalizar la partida de Clara Oswald tan efectivamente como en el pasado, a fuerza de repetirse tanto, a él también parece que se le va acabando la tinta.

LA CLASE

La serie de 2016 derivada de Doctor Who, fue creada y escrita por Patrick Ness y producida por Steven Moffat, el showrunner del Doctor en persona y estaba pensada en ser un éxito en la tradición de la estupenda Torchwood y The Sarah Jane Adventures. Sin embargo, aunque la serie no es tan mala como lo que se ha dicho de ella y su ambiente oscuro y juvenil recordaba a series entrañables como Buffy, nació muerta al llegar y se canceló a meses de haberse estrenado.

En conclusión, hay víctimas casuales en esta temporada que se sintió apresurada. Estamos hablando del genial Matt Lucas con su adorable Nardole, John Simm quien (lo sentimos fans de Missy) es EL AMO, EL MALDITO AMO y claro Capaldi que especialmente con los dos últimos episodios, nos expuso cuanto lo vamos a extrañar los que supimos disfrutarlo.

Con un gran cambio a puertas de la temporada 11, veremos por fin a una Doctora encarnada por la actriz Jodie Whittaker y el escritor Chris Chibnall va a ser el nuevo showrunner. ¿Será este el cambio de plantilla que buscamos? Algunos fanáticos ven la pausa de 1989 como la única solución para que nazca una nueva pasión por la serie. Si algo es seguro es que e en esta temporada más que en ninguna otra, la nueva encarnación del Doctor se juega su futuro.