UNA ERA DE GAMING A PUNTO DE TERMINAR

13 Noviembre, 2017

UNA ERA DE GAMING A PUNTO DE TERMINAR

Las compañías desarrolladoras de videojuegos han descubierto una nueva modalidad de negocios inspirada tanto en el éxito de los juegos basados en microtransacciones, tan populares en android, como del éxito que han tenido estos últimos años en los juegos que utilizan servidores para crear mundos abiertos a los usuarios con altas dosis de personalización.

CONTENIDO DE DESCARGA, CAJAS LOOT Y PASES DE TEMPORADA

Esto ha llevado a las compañías creadoras de juegos a introducir dentro de sus títulos pequeñas transacciones que involucran el azar, como las infames “cajas loot” que no solo han generado un debate sobre si se está introduciendo juegos de azar prohibidos dentro de juegos para adolescentes, sino que para muchos fans de juegos como Call Of Duty WWII, le quita absolutamente todo el realismo al escenario, con escenas tan dantescas como una lluvia de cajas de colores en medio de nada más y nada menos que el desembarco de Normandía.

La personalización, que es un afán de muchos jugadores, ha sido igualmente explotado de maneras vergonzosas, como en Destiny 2, Activision, que a pesar (a nuestro criterio) de haber desarrollado un juego muy decente, no acaparó el comentario en el mundo gamer por este motivo, sino por incorporar un nuevo sistema de pago con moneda real por los “shaders”, complementos visuales para el armamento y personajes, que en la primera versión del juego era gratuítos. Y no solo eso, estas “cajas” que tan cansados tienen a los consumidores, especialmente los de antaño, además pueden modificar la habilidad de recargar habilidades y armas, ¡QUE DEMONIOS! En pocas palabras, los que estén dispuestos a pagar más del precio original del juego (de 60 a 120 dólares dependiendo de la edición) podrán barrer con toda la fauna del servidor, todo depende solo de tu codicia.

Pero olvídense de pagar más por contenido extra, se anunció que uno de los juegos más esperados de la temporada, Dragon Ball Fighter Z, para muchos el juego de lucha 2D mas esperado de la década, anunció que varios personajes del juego (estamos hablando de casi 10) más un paquete complementario de canciones originales del animé y hasta los comentarios de las peleas, serán solo liberados si se paga el famoso DLC (contenido descargable) y aun así otra parte de ese contenido solo será accesible si pagas un “pase de temporada” que te dará acceso a todos los DLCs del juego. Entiéndase bien, el juego NO será liberado como fue pensado al usuario por el precio total, lo que significa que todo el contenido costará alrededor de unos 150 dólares, es un escándalo.

Esto genera que las compañías no pongan el énfasis de antaño en aspectos como jugabilidad, narrativa o rendimiento e inviertan más en diseño, microtransacciones, características online y principalmente marketing, lo que nos brinda toda una oleada de los infames “juegos rotos” con errores, bugs o simplemente de narrativa desdeñable que son solo un festival de tiros para junkies de la adrenalina y el acoso al prójimo. Ni hablar del penoso incidente de los discos de papel con una clave escrita que llegaron a los compradores de versione oficiales físicas de algunos juegos, del que hicieron pasto muchos observadores a lo largo de la red y que ha llevado a pensar hasta en una broma pesada hacia los consumidores.

LA RENTABILIDAD VA A MATAR AL ARTE

Mucho se ha hablado en las redes sociales de que el solaz y el remedio será el mundo independiente y alternativo, pero hay que tener en cuenta que esta oleada de avaricia y esta tendencia de mercado lo primero que van a hacer es barrer con las pequeñas compañías y con el talento de la industria.

Esta última semana mediante una escueta entrada en su portal web, Patrick Söderlund, vicepresidente ejecutivo de Electronic Arts, comunicó la decisión de cerrar el legendario estudio de desarrollo Visceral Games que creó la increíble franquicia de Dead Space, Dante´s Inferno y Battlefield entre otros. Se justificó la decisión indicando un cambio radical en el mercado, donde los títulos para un jugador perdieron peso contra las plataformas multijugador y los videojuegos como servicio.

Telltale Games reestructuró su plantilla y despidió al 25% de sus empleados en afán de competir con el mercado actual, recordemos que la desarrolladora adaptó a juego grandes títulos como The Walking Dead y Game Of Thrones.

Finalmente, este mes, Take Two-Rock Star, los desarrolladores de Red Dead Redemption 2, NBA 2K19 y Grand Theft Auto VI, todos títulos muy anticipados, anunciaron que solo van a desarrollar juegos con microtransacciones, por lo cual podemos esperar muchas más desagradables sorpresas y preguntarnos como harán empresas como Nintendo, que aún no han explotado esa rentable y adictiva veta para ponerse a la par, seguramente prescindiendo de escrúpulos, no hay otra manera de verlo, el panorama es de pesimismo.      

EL RESTO DE TU VIDA EN LA RED

Finalmente otro golpe terrible a la fanaticada vino a finales de octubre donde los fanáticos de Gran turismo Sport, una de las franquicias más grandes de carreras descubrieron que el modo de un jugador del juego, el famoso Modo GT, demanda que el jugador tenga conección a internet las 24 horas y que offline no permitirá en su modo “reto” poder personalizar los autos, que era uno de los distintivos más característicos del juego, está de más decir que toda la redacción gorila pegó el grito la cielo maldiciendo en todos los idiomas conocidos y varios sin descubrir. Kazunori Yamauchi el creador del juego tuvo que poner el pecho a las balas y explicar por qué el nuevo producto no deja ni guardar el progreso del juego si no estás conectado al internet.

Recordemos el penoso incidente de Street Fighter 5 sin modo desafío offline, que fue observado por la redacción gorila en un video. Así como un juego de pelea depende del desafío, el Gran turismo era en esencia un juego de customización, pero parece ser que los creadores no piensan lo mismo.  

Electronics Arts además, manifestó que su franquicia más grande, el FIFA, podría dejar de ser una entrega física anual para convertirse en una suscripción de un gran mega servidor que va a ser actualizada paulatinamente, cargando con pagos a los suscriptores, finalmente le han dado la razón a los cínicos que decían que el juego presenta lo mismo cada año, solo que maquillado.

Llama mucho la atención de que muchos de los medios de comunicación especializados en gaming, los mismos que hicieron leña el año 2013 del anuncio de que X box One precisaba estar conectado a la red permanentemente, guarden un silencio sepulcral: Esto levanta muchas cejas, crea muchas sospechas, pero a sabiendas del potencial de las campañas de márketing de las grandes empresas desarrolladoras, no sorprende.

En fin, todo esto es parte de una nueva generación de gaming que como muchas cosas en el mundo actual, ha puesto la mira en el lucro inmediato por sobre la calidad y la transgresión, esperamos que haya una repercusión por parte de los demandantes, aunque lo dudamos, ya que los parámetros de disfrute de los títulos también han cambiado respecto a otras generaciones de jugadores. Para nosotros viejos y añejos usuarios, todo esto parece un mal episodio de la serie Black Mirror.