BLACK LIGHTNING, UN RAYO EN UNA BOTELLA

18 Enero, 2018

BLACK LIGHTNING, UN RAYO EN UNA BOTELLA

Uno tiene que ser realista gorilitas, ese postulado de que “DC lo hace mejor en la TV que en el cine” dejó de ser verdad desde que Netflix estrenó Daredevil. Las series que DC lleva exponiendo en CW ligadas al “arrowverso” quedaron expuestas por lo que realmente son, o en lo que se convirtieron, dramas teenagers muy acicalados que tienen más en común con una telenovela que con el mundo de los héroes, que desde el 86 se ha convertido en un lugar mas oscuro e intimista.

Pero aún con esa debilidad a cuestas, CW ha sacado adelante productos exitosos, aún sus Legends of tomorrow, un producto derivado que no prometía mucho, se ha sostenido a base de historias sólidas un correcto ensamble y hay que decirlo, uno que otro crossover que lo mantiene fresco.

En medio de este panorama llegó probablemente la apuesta más riesgosa de la cadena, especialmente por el peligro de su asociación a Luke Cage, una exitosa serie de la competencia. En ella conoceríamos a Jefferson Pierce, la encarnación de Black Lightning en el arrowverso, los lectores del universo DC acá en Bolivia pudimos familiarizarnos con el personaje cuando fue parte de los Outsiders, un grupo creado por un frustrado Batman el año 1983 (siéntanse libres de sentirse viejos) cuando la Liga de la Justicia decidió no liberar al país ficticio de Markovia por santurrones.

Desde la presentación del personaje todos sintieron inquietud, especialmente porque la crítica la consideraba un pataleo desesperado de CW a costa de sacar rédito a los héroes como producto (ya produce siete series contando I zombie y Lucifer). Inclusive la misma redacción gorila tenía muy malos recuerdos de productos como la horrible película Steel con Shaquille O’Neil, que parecían asomar las narices en la nueva serie, pero gracias a Jebús TODOS NOS EQUIVOCAMOS.

El arrowverso acaba de tomar una bocanada de aire fresco con este héroe veterano, que decide regresar a las calles tras su retiro para traer esperanza. Cress Williams se pone el overol de entrañables personajes de cultura pop como el director Joe Clark de Morgan Freeman en Lean on Me o el inolvidable Mark Thackeray de Sidney Poitier para equilibrar realidad, humor y comentario social en un producto redondito y coherente.

Medios como The Hollywood Reporter, Variety, Entertainnment Weekly y nosotros mismos en esta nota (equis de) nos tenemos que tragar nuestra mala onda y aceptar que el cast tiene buena química, la historia es real, acutal y necesaria y más que nada, se ha tomado una decisión genial al separarla por lo menos de inicio del arrowverso, dejando que el personaje no necesite de la “presentación con crossover” que nos quite la atención de lo que ocurre en su universo particular.

Los números que dejó su premier han superado cualquier expectativa con un demencial 0,8 en el demográfico de edades de 18 a 49 años con una media de 2,3 millones de espectadores, lo mismo que The Flash en sus mejores temporadas, enhorabuena DC.