ELECTRIC DREAMS Y ALTERED CARBON; EL FUTURO DE ANTES, AHORA

6 Febrero, 2018

ELECTRIC DREAMS Y ALTERED CARBON; EL FUTURO DE ANTES, AHORA

Desde la distopía futurista a descripciones de un presente crudo dominado por la tecnología o la apatía, la literatura de ciencia ficción de autores como Philip K. Dick, Ray Bradbury, Isaac Asimov y Margaret Atwood entre otros, ha sido una fuente continua de inspiración en el cine que debido al masivo éxito de la serie de la cadena Hulu The Handmaid's Tale, basado justamente en el trabajo literario de Atwood, se ha mudado a la pantalla chica cortesía de las cadenas de streaming.

Es lógico que esto haya ocurrido ya que muchos de estos relatos, pese a haber sido exitosamente adaptados al cine como el caso de The High Rise de J. G. Ballard, contenían descripciones de universos y situaciones que no podían ser descritas a cabalidad en las obligatorias dos horas, en el mejor de los casos, que ofrece un film promedio.

En otros casos, como los relatos de Philip K. Dick, se presenta el potencial de crear antologías donde historias se mezclen, complementen o sean hasta unas explicación de otras, este formato ha sido explotado por la exitosa serie Black Mirror de Charlie Brooker que es de alguna manera ahijada espiritual de la literatura sci fi distópica.

Electric Dreams, fue anunciado a mediados del año pasado, Channel 4 del Reino unido junto a Sony Pictures Television, realizarían una serie antológica basada en los relatos de Philip K. Dick. El interés creció cuando se anunciaron a los colaboradores frente a las cámaras y detrás de ellas, el primer nombre barajado fue el de Bryan Cranston, como productor y actor junto a Ronald D. Moore el legendario productor de Battlestar Galactica y finalmente Michael Dinner director de la genial Justified.

Estrenada su primera temporada en el servicio de streaming Amazon Prime, tomaron parte de los 10 primeros episodios actores como Steve Buscemi, Geraldine Chaplin, Richard Madden, Anna Paquin, Terrence Howard y otros. Cada episodio desenvuelve una versión del futuro imaginada por K. Dick, el autor que inspiró la magistral Blade Runner y que añade además de su clásica preocupación por la despersonalización y el dilema existencial, muchas problemáticas actuales que fueron de alguna manera profetizadas por el autor y otras como la alegada xenofobia actual en América, que lograron colarse por los resquicios de las tramas.

En el caso de la nueva serie de Netflix Altered Carbon, la fuente de inspiración es una novela negra de cyberpunk contemporánea, escrita por Richard K. Morgan el año 2003. En ella, en un futuro a 300 años del actual, la sociedad se ha transformado por la tecnología, que permite digitalizar la conciencia, los humanos pueden intercambiar cuerpos y la muerte ya no es un problema.

Curiosamente esta temporada consta también de 10 episodios en la cual el actor Joel Kinnaman interpreta a Takeshi Kovacs, un soldado superviviente de un alzamiento contra el nuevo orden mundial, cuya mente está condenada a prisión siglos. Un billonario que tiene prácticamente garantizada la inmortalidad interpretado por James Purefoy, le ofrece la posibilidad de volver a vivir a cambio de descubrir quién acaba de asesinarlo.

Entre las cosas que podemos disfrutar de este producto aclamado por la crítica, está su sensacional piloto dirigido por Miguel Sapochnik, autor de la célebre “Batalla de los bastardos” en la serie Game of Thrones de la cadena HBO.

La dinámica entre los actores es algo que los productores se han tomado muy en serio, reclutando a Joel Kinnaman y Kristin Lehman de la versión americana del éxito Danés The killing y a los actores Dichen Lachman, Hiro Kanagawa, Teach Grant, Jojo Ahenkorah y Katie Stewart de la serie The 100.

En la época en la que ya se habla decididamente de rebootear Twilight Zone, podemos estar seguros que el “futuro - pasado” no solo está vivito y coleando, sino que su futuro (¿Vieron lo que hicimos ahí?) está garantizado.