¡SPOTIFAIL! USUARIOS ENGAÑARON A LA PLATAFORMA

22 Febrero, 2018

¡SPOTIFAIL! USUARIOS ENGAÑARON A LA PLATAFORMA

A veces la red, la fauna más salvaje que pueda existir, tiene pequeñas fallas elementales en sus matemáticas que algunos “emprendedores” explotan y hacen que nos rasquemos las cabezas de mono diciendo “porque no pensé yo en eso antes”.

Soulful Music, una de las listas de reproducción que más se ha escuchado durante los últimos meses en la plataforma virtual de música Spotify, podría ser la punta de lanza de una estafa millonaria (y no sabemos ni siquiera si podríamos definirlo de esa manera, ya que al parecer, no han hecho nada ilegal) ya que los gestionadores de la lista encontraron un “hueco” legal, político y lógico en las políticas manejadas por la plataforma en cuanto a como monetiza o paga a los artistas que comparten música en ella.

Spotify actúa como intermediario ofreciendo música, pero las canciones de sus listas pertenecen a los artistas o las discográficas que las suben. Para que los creadores y dueños de los derechos de autor moneticen a través del servicio es necesario que sus canciones sean escuchadas varias veces.

¿Pero que tanto gastaría alguien si crea un montón de cuentas falsas para que escuchen su música? ¿Ese monto correspondería al de la monetización o lo excedería? Parece ser la brillante interrogante que se hicieron los creadores del playlist Soulful Music que primero subieron 467 canciones (el contenido es lo de menos, puede ser tu perro aullando, siempre que exceda los 30 segundos). Además se dieron el trabajo de que las primeras canciones de la lista tengan más duración y algo de coherencia, para que la lista no sea sospechosa, no obstente que solo tus “clones” van a escucharla, porque cuando se es un pillo, hay que ser un pillo con estilo.

El paso dos implicaba que mucha gente escuche las canciones, pero porque preocuparte del fluctuante gusto de la gente si puedes “crear gente” (muaaaajajajaja), Soulful Music tiene 1800 suscriptores, lo que no es la gran cosa, pero en realidad es una granja de cuentas premium que reproducen las canciones a un ratio de demenciales 1.200 reproducciones mes.

La alternativa a la conclusión a la que llegaron quienes investigan este caso, es que probablemente haya una secta de 1.800 chiflados que solo pueden escuchar pistas incoherentes una y otra vez, lo cual no es muy plausible. Lo que si es posible es que los creadores del playlist sean también creadores de las cuentas y que estén escuchando la música en bucle para generar dinero.

1.800 cuentas escuchando las 467 canciones ininterrumpidamente sumarían alrededor de 72 millones de reproducciones, que la plataforma pagando U$S 0,004 por reproducción, genera la espeluznante suma de entre 288.000 y 415.000 dólares mensuales en derechos de autor, BINGO.

Si pagas 12.000 dólares en cuentas Premium mes, es un negocio redondo que solo ha sido detectado por un algoritmo que se basa en el éxito de las canciones. Todo el playlist a estas alturas ha sido eliminado, pero todo apunta a que llevaban varios meses engordando a costa de spotify.

Parece que alguien hizo justicia por toda esa publicidad horrible.