JAWBREAKERS CANCELADO, VETERANO DEL CÓMIC MARK WAID PAPELONEANDO QUE DA GUSTO

16 Mayo, 2018

JAWBREAKERS CANCELADO, VETERANO DEL CÓMIC MARK WAID PAPELONEANDO QUE DA GUSTO

Durante casi el año redondo que Marvel estuvo implementando su política de inclusión en sus guiones y personajes de cómic, el autor Richard C. Meyer estuvo exponiendo sus puntos de vista en su canal de youtube Diversity & Comics. Aunque no compartimos TODAS sus apreciaciones (cosa imposible con cualquier persona del universo) estamos a favor de la libertad de expresión y desde el inicio, el canal y su persona fueron atacados despiadadamente por autores veteranos de Marvel como Mark Waid y algunos nuevos autores como Mags Visaggio y Michelle Perez, quienes alegando que el autor promovía el acoso (sin pruebas contundentes como es usual en estos tiempos) decidieron de su propia iniciativa concertar grupos de boicot que incluso amenazaron a “nuestro chico Zack” con violencia física en los comicones y lograron meterlo en apuros en su vida laboral y personal, prácticamente haciendo de su vida un infierno.

Esto por supuesto le ganó la empatía de la gente que no es fanática ni maniática y la situación fue replicada por otros canales de comics como Captain Cummings, I Love comics y Douglas Ernst, todos muy concurridos quienes a su vez también fueron acosados por la “avanzada virtuosa” que no acepta críticas de ninguna naturaleza.

El acoso y la locura llegó al punto de que varios radicales apedrearon una firma de comics del increíble dibujante de linterna verde Ethan Van Sciver, acusándolo de neo nazi, solo por simpatizar con Meyer, y obligándolo a cerrar sus cuentas de redes sociales, Van Sciver, probablemente el autor más amigable del mundo, son tiempos muy locos los que nos está tocando vivir.    

Lejos de sentirse amedrentado, Meyer decidió expresar todo lo que sentía en falta en los cómics actuales y que hicieron grandes a los de su infancia, creando su título propio llamado “Jawbreakers” una carta de amor a todo lo que hizo grande a la Marvel en los 90s.

Para esto realizó una campaña de recaudación en Indiegogo. La historia gira en torno a un grupo de ex superhéroes convertidos en mercenarios que deben cazar monstruos ya que han sido excluídos por cómo piensan, un reflejo de lo que experimenta el propio autor con algunos círculos de autores veteranos.

El arte fue aportado por el artista de Marvel Comics Jon Malin que trabajó en New Warriors y Cable y Brett Smith (Wolverine, Batman, Justice League) aportó el color. Un panorama impresionante que de verdad recuerda a las épocas de Jim LeeMark Teixeira y otros.

La meta inicial de la iniciativa apuntaba a $5,000 dólares, pero llegó fácilmente a $35,702 a 22 días de cerrarse la campaña, con casi un centenar de impulsores con tan solo un día en la red, demencial.

Con la campaña llegando a casi 250 mil dólares, como dicen “la trama se complicó”. La Editorial Antarctic Press anunció que publicarían el comic a pesar de muchos distribuidores alineados con los veteranos que prometían no venderlo aunque haya demanda (lo que es una estupidez si nos preguntan).

Sin embargo para este viernes pasado Antarctic Press anunció que pasaban inexplicablemente de la publicación, todo después de que Mark Waid, veterano de Marvel detrás de toda la promoción de violencia psicológica y física contra el autor admitió públicamente haber llamado a la editorial para explicarles “quien era el autor en realidad” (otra estupidez)

Tras la ola de indignación entre las personas que esperaban el proyecto, la editorial comunicó que la cancelación no tenía nada que ver con la llamada de Waid y presión del autor de Marvel, que por informes hasta se habría metido en problemas con el nuevo editor C.B. Cebulsky por levantar el nombre de la editorial en sus insinuaciones (llamémoslo como lo que es, amenazas).

Por supuesto el autor replicó el hecho de que una editorial grande presione a una pequeña para sacar un título de las repisas por lo que “ellos consideran” ni siquiera material poco edificante, sino las observaciones que tienen con la vida del autor, esto es insólito e inédito.

Esperamos que todo este sinsentido solo haya servido para darle más publicidad a Jawbreakers – Lost Souls, que a falta de editorial va a publicarse sola a través de Splatto Comics, otra inciativa del arrinconado autor, al que desde Bolivia, en esta nota apoyamos incondicionalmente.

Libertad, Igualdad, Fraternidad.