KELLY MARIE HABRÍA ABANDONADO REDES SOCIALES ANTE OLA DE ODIO

8 Junio, 2018

KELLY MARIE HABRÍA ABANDONADO REDES SOCIALES ANTE OLA DE ODIO

Kelly Marie Tran, Rose Tico en la película The last jedi, habría dejado las redes sociales ante el constante acoso de fanáticos decepcionados con la penúltima cinta de Star Wars durante meses. Estos fanáticos la habrían humillado por su aspecto y por ser de etnia asiática, mientras otros pocos apelaron a juzgarla por sus habilidades actorales.

Tran borró todas las publicaciones de sus redes sociales, y solo dejó una foto de perfil en blanco y negro, con un mensaje en la descripción biográfica que dice: “Asustada, pero lo haré de todas maneras.”

En su defensa, otros fanáticos publicaron dibujos de Rose Tico con el hashtag #FanArtForRose, mandando todo su apoyo a la actriz. Por su parte, el director de la cinta Rian Johnson dijo estar decepcionado de estos “hombres-bebé” y mencionando que en redes sociales la sombra de los comentarios de gente poco saludable se hace grande. Sin embargo con ese apelativo a su fans, no sabemos si soluciona las cosas o le echa combustible.  

Esto ha llevado a una acalorada discusión en Twitter donde diferentes personas y personalidades tratan el tema de las fanaticadas tóxicas y su falta de empatía. Recordemos que algo parecido le pasó a Daisy Ridley (Rey) el 2016.

The last jedi no es una película perfecta. Tiene muchos errores y de todos ellos el mayor es que no tiene el valor de ser una película reformadora. Durante toda la primera mitad apunta a que destruirá todos los mitos clásicos de Star Wars y nos traerá un nuevo orden, más allá del bien y el mal, pero entre la subtrama de Finn y la elección de Rey de no unirse a Kylo, tenemos una película que después de anunciarse tanto como diferente, termina siendo lo mismo. Eso es lo que molesta. Pero la idea de que Star Wars cambie, no. La idea de que una historia ficticia de un giro, tampoco. La idea de que una historia busque ser parte del zeitgeist de una generación es buena, una saga no puede ser solamente el remanso nostálgico de gente que quiere seguir rumiando las mismas historias.

Pero ustedes ¿qué opinan? ¿son las fanaticadas tóxicas? Dejen sus comentarios de apoyo a Kelly Marie Tran en los comentarios. El #BigGorila no está a favor de la doscriminación ni la toxicidad.