Star Wars Volumen I – La Razón – Planeta DeAgostini

17 Mayo, 2013

Star Wars Volumen I – La Razón – Planeta DeAgostini

Toda la semana y probablemente lo que queda del año, se le arregló al gorila tras descubrir que La Razón, con su edición del 17 de Mayo, comienza la colección de cómics clásicos de Star Wars de la Marvel. Una sonrisa de oreja a oreja expresaba alegría e incredulidad en la cara del gorilón.

En 1977, Marvel Comics editó la adaptación oficial de la legendaria Star Wars. A la larga, la colección se editó hasta el año 1986, y en la colección desfilaron grandes autores. Roy Thomas, entre ellos, se encargó de guionizar las seis primeras entregas.

En ese momento, Thomas estaba reinventando junto a Neal Adams todo el universo Marvel con X Men y Los Vengadores, además, fue el responsable del regreso del género de Brujería y Espada con Conan el Bárbaro; también fue editor en jefe, tomado así el puesto de Stan Lee. Los guiones para esta adaptación no son lo mejor de su carrera, pero tienen ese toque de grandilocuencia característico de Thomas, aunque los especialistas mencionan que abusó de los cuadros de texto.

Un dato muy curioso de estos cómics, tiene que ver con el diseño de Jabba, puesto que, sin información de Lucas de cómo debería verse el personaje y ante el apremio de sacar el número,su aspecto fue inventado por los creadores del cómic. Ahí también es rara la aparición de Biggs, el mejor amigo de Luke, que en la película fue recortada a solo segundos. Thomas desarrolló para la franquicia varias historias más allá de las de su creador, Lucas, siendo parte de lo que se denomina ahora el “Universo expandido de Star Wars”.

El ilustrador de esta adaptación en comic es Howard Chaykin, y lo peculiar de su trabajo en estos tomos es que son inmediatos predecesores de sus trabajos vanguardistas en American Flagg y Black Kiss, mismos que le convirtieron en el autor más polémico de los ochentas. El dibujo plasma de manera correcta el mundo de la película en viñeta. Y es también llamativo el hecho de que el trazo desprolijo setentero, visto en estos tomos, retornó al cómic de este milenio, en los comics indie, desplazando así a la opulencia súper heroica noventera de Impact Comics, que alcanzó a la misma Marvel y DC comics como influencia.

El gorila finaliza diciendo categóricamente que lo que está a nuestra disposición es una pieza histórica. La única observación a esta edición es que comete el error imperdonable de no incluir las portadas originales. En resumen, no sería un mal negocio que te compres los ejemplares por pares, uno para leer y otro para guardarlo sin abrir bajo el colchón, tomando en cuenta que un ejemplar en buen estado de esta historia tiene un precio que gira alrededor de los 60 dólares.