De Boyscout a Postmodernista: tres versiones cinematográficas de Superman.

26 Enero, 2015

De Boyscout a Postmodernista: tres versiones cinematográficas de Superman.

No es ningún secreto que el Gran Gorila tiene un gusto extraño por los superhéroes y es regla que todos sus empleados también tengamos fascinación por los superhéroes. No es broma, hay una sala a la que llaman El Salón de la Justicia donde solo se admiten cómics, películas y charlas de superhéroes.

Justo en ese cuarto nos pusimos a hablar de Superman y sus versiones cinematográficas. Ya saben el Superman de Richard Donner, el Superman de Brian Singer y el Superman de Zack Snyder, pero como al #GranGorila no le gusta que perdamos nuestro tiempo en cosas como divertirnos, comer o dormir, y la sacrificada #RedacciónGorila deseaba seguir charlando, convertimos la charla en un artículo sobre Superman y sus películas.

Suena bien ¿no?

Quizá no tanto, pero el caso es que si ya llegaron hasta aquí ¿por qué no continuar?

Era una pregunta retórica, no tenían porque contestar.

¿Saben qué? Solo lean.

El año 1978 Richard Donner llevó a cabo la que, en su tiempo, fue una proeza cinematográfica haciendo la primera adaptación a la pantalla grande de las aventuras de la maravilla de Metrópolis. Esta primera película es un bastión en los mitos de Superman, pues llevo a mucha gente a considerar que Christopher Reeve sigue siendo, y será, el mejor Superman de todos los tiempos. Pocos al pensar en él, no piensan en el personaje. O en caballos. Pero ese es otro tema.

Donner trazó un origen bien definido y le dio al mundo un gran villano en los zapatos del incomparable Gene Hackman como Lex Luthor, con el permiso de los fans de Kevin Spacey. Incluso podemos afirmar que los efectos especiales, no obstante de ser de casi tres décadas atrás, siguen siendo vistosos el día de hoy. Bueno, no. Eso es una mentira enorme, pero sí es cierto que son muy buenos efectos especiales. En la continuación de la saga el director fue reemplazado, a media película, por su tocayo Richard Lester, quién no se tomó el trabajo muy en serio, generando malestar en actores como Marlon Brando y Margoth Kieder, los cuales solicitaron que sus partes fueran extraídas de la película, dejando muy afectada a la saga. Recientemente, fanáticos de alrededor del mundo volvieron a editar una versión especial con tomas originales de Donner y, en efecto, parece una nueva película, pero ya era demasiado tarde. La saga fue en picada desde la cómica Superman III con Richard Pryor, además de la ridícula Superman IV, dirigida por otros nombres que ni siquiera vamos a mencionar. No obstante estos tropiezos no debemos subestimar el valor del Superman de Donner, encontrándose su arquetipo patente no solo en las nuevas versiones del superhéroe sino en todas las historias de cómics que llegan a la gran pantalla.

Pero pasemos a Singer.

El Superman de Brian Singer en Superman Returns fue un intento de regresar a la grandeza al personaje, pero se cometió un error al tratar de continuar la historia que relató Donner y de probar un enfoque tan clásico justo después de que Batman Begins dejara a los fanáticos con ganas de más de la visión de Christopher Nolan sobre los superhéroes. La película comienza con un extraño exilio del Hombre de Acero en el espacio, seguido por su retorno a la tierra sin ningún motivo aparente, para descubrir que su novia, Lois Lane, se convirtió una detractora enfurecida contra Superman. También retorna Lex Luthor interpretado más que correctamente por Kevin Spacey, pero ni él logró sacar a flote este filme plagado de problemas con un guión débil y un casting que recibió críticas por no ser tan convincentes a la hora de la verdad, en especial Brandon Routh a quien los críticos, que por lo demás amaron esta película, acusaron de no poseer suficiente carisma para el rol, aun si seguir a Reeve no era tarea fácil.

De cualquier forma, muchos fanáticos estaban indignados, en especial por ver cumplida una de las pesadillas de todo seguidor de Superman: el infame bebé lanza pianos, pues solo pensar en cómo Superman y Lois Lane pueden llegar a tener un hijo es una pesadilla argumental (para más referencias lean The Pro de Garth Ennis). Entre las pocas cosas rescatables de la película están algunos muy buenos efectos visuales que, sin embargo, en ocasiones son llevados a la burla, como la ridícula toma de la bala en el ojito del superhéroe, pero eso no le quitó brillo a la ya nombrada actuación de Kevin Spacey y al retorno del maestro John Willimas en el soundtrack con el monumental tema original de la primera película.

Y para finalizar esta gorirevisión de películas del Hombre de Acero tenemos al Superman de Zack Snyder, quien junto al equipo de producción que trajo de regreso a Batman, y lo convirtieron en una de las películas más taquilleras de todos los tiempos, reinventan los mitos de Superman desde cero, mostrándonos cómo su lucha entre sus orígenes kriptonianos y humanos se remonta a la lucha de su padre Jor-El contra el déspota general Zod, interpretado magistralmente por Michael Shannon.

La película es muy agradable desde el principio, mostrándonos flashes de la infancia de Superman y haciendo una historia de orígenes de esta versión del Hombre de Acero que atrapa por ser enternecedora y adecuada para un personaje como Superman, pero luego pierde mucho brillo a medida que el filme empieza a centrarse en la acción, haciendo sentir que la película es demasiado larga. A eso súmenle la controversia por hacer de Superman un asesino y por poner en escena demasiada devastación y violencia, siendo esto último explicado por su director como una manera de describir una historia épica de tintes mitológicos. A lo primero solo les podemos decir que el Superman de Henry Cavill no podía seguir siendo el amable boyscout yankee en un mundo como el de hoy, este Hombre de Acero ha sido escrito para la lógica y las vivencias de esta época. Y debemos decir que han hecho un muy buen trabajo adaptándolo.

La verdad sea dicha nada de esto disminuye el espectáculo, ni le quita mérito a esta nueva versión, muy correctamente interpretada por Henry Cavill y el resto del elenco. Los efectos especiales son espectaculares y todo esta musicalizado de manera soberbia por el maestro de maestros Hans Zimmer y hasta alguien que odia a Superman como Adrián Nieve o la Voz en Off puede disfrutar esta versión del Hombre de Acero. Y, créanlo, eso es un logro enorme.

Superman retornará el 2016 a la pantalla grande, otra vez de la mano de Zack Snyder en Batman vs Superman: The Dawn of Justice #títulosfomes con Cavill reprisando su rol como Superman y con Ben Affleck como Batman y Gal Gadot como la Mujer Maravilla.