Cinco alucinantes portadas de cómics contemporáneos

1 Mayo, 2014

Cinco alucinantes portadas de cómics contemporáneos

Por: Redacción Gorila

El Gorila como es de conocimiento público es un fanático del cómic y aprovecha esta oportunidad para exponer algunas obras de arte que se pueden ver paseando por las vitrinas del mundo. Vamos a dejar de lado el trazo estereotipado que dejaron los maléficos noventas o a los superhéroes inflados que suelen ser las delicias de los junkies de las explosiones y la violencia gratis. Vamos a poner el ojo en el diseño, el color y la influencia artística. Muy pronto también podremos ver por este ciber-medio las mejores tapas de Dc y Marvel Comics y otras editoriales. En una línea característica del género "es un trabajo para el Big Gorila".

5. Astro city 4 - Alex Ross.

Que halagos mas se le pueden hacer al maestro responsable de Kindom Come y Marvels, es el responsable del regreso triunfal del estilo clásico de pintura en cómics, entregándonos imágenes icónicas en cada recuadro donde tenemos la buena suerte de contar con sus pinceles. Utiliza su capacidad en la pintura para llevarnos a lugares donde nadie nos puede llevar con dibujos y tinta. Cada entrega y en particular esta, llena al espectador de un sentido de grandiosidad y esperanza, en particular el Gorila disfruta mas viendo las reacciones que crea en la gente normal, que en los superhéroes, una de las especialidades de la serie Astro City de Kurt Busiek.

4. Capitán américa 6 - Jhon Cassady / Dave Stewart.

El Gorila no es un fan de las ideas detrás de la concepción del Capitán América, es un personaje simplón que de alguna manera agarró un segundo aire en la Guerra Civil  Marvel (muerte de por medio) y hoy por el boom comercial de las adaptaciones cinematográficas de los Vengadores; además fue muy maltratado en los 90's por dibujantes como el nefasto Rob Liefeld que lo alejó lo más que pudo de una anatomía lógica y hasta humana. Pero el Gorila debe aceptar que esta portada perteneciente a la corrida del Capitán en la serie Marvel Knights está condenadamente bien diseñada. El emplazamiento de los elementos, la manera en la que la estrella del escudo encaja perfectamente con el fondo. Hay muchas cosas que puedes hacer bien y mal con signos y parafernalia patriótia, esta tapa hizo todo bien.

3. Bratpack 1 - Rick Veitch.

El autor que se diera a conocer en la Cosa del Pantano, se anotó un punto en grande en el departamento de la controversia el año 1990 cuando satirizó la vida de los patiños o sidekicks de superhéroe en la serie Bratpack. haciendo alusión al grupo de actores famosos de los 80's, Veitch abordó temas sórdidos y delicados como el comercialismo, la pedofilia y la homosexualidad. Esta tapa expresa perfectamente todo lo que uno jamás piensa de que implica "ser un super" y es bastante perturbadora. En ella se ve a un sidekick tipo Róbin afeitandose las piernas. La combinación de colores y la sutileza de la sangre ayudan bastante.

2. All star Superman 12 - Frank Quitely.

El escocés Frank Quitely es poseedor de un estilo muy particular que uno jamás identificaría con el género superheroico, sin embargo de la mano de su compinche el gurú psicodélico del cómic Grant Morrison tomaron por asalto títulos como X Men o Batman recientemte; siendo su trabajo con Superman calificado por los fanáticos (El Gorila entre ellos) como lo mejor que le pasó al personaje en más de una década. En esta ocasión nos ofrece una gran pieza narrativa e icónica dividida justamente al medio de la página, que es un claro homenaje a las películas de tiroteos. Lo mejor de la tapa es la inversión de roles casi eternos de los personajes con un Superman tratando de vencer con ciencia a un superpoderoso Lex Luthor.

1. Detective Comics 761 - Dave Johnson.

Dave "el reverendo" Johnson, es un ilustrador famoso por sus portadas en títulos como Punisher Max, Vamps, 100 balas y muchos otros. Tiene un entendimiento muy preciso de la inlfuencia del arte pop en el cómic y cada una de sus tapas expresa eso. Esta portada es magistral, le otorga a ciudad Gótica todo el ambiente que pusieron en ella trabajos como el de Anton Furst que fue el diseñador de producción que ganó el oscar con la primera película de Batman de Tim Burton y cuyas ideas fueron revisitadas en el cómic hasta finales de los 90's y la serie animada de Batman de Alan Burnett y Paul Dini. No hay una sola sombra fuera de su lugar, expresionismo en su máxima expresión (valga la redundancia).