Hadouken: tres pelis basadas en juegos de pelea

4 Febrero, 2015

Hadouken: tres pelis basadas en juegos de pelea

Por: Redacción Gorila

Hablemos de juegos. Nos gustan y queremos de hablar de ellos. Lo malo es que por líos legales (que pronto serán solucionados) todavía no podemos escribir acerca de juegos especificamente, por eso vamos a escribirles sobre películas live action basadas en videojuegos. Para ello hemos elegido a tres pesos pesados de los juegos de pelea: Mortal Kombat, Street Fighter y Tekken. Así que, ni modo, los gamers súbanse los pantalones que en este artículo hablaremos de películas y no de juegos. Lo siento, gorilitas, en otra será.

Entremos en materia y comencemos por la más reciente. Tekken, basada en el gran juego, uno de los más populares existentes y que posee una infinidad de personajes e historias dentro de él. Era una difícil tarea hacer un filme que esté a la altura del juego y lo triste terminó siendo que no se haya podido condensar todo ese universo en la película. Vemos una trama centrada en Jin Kazama que, incluso, nos presenta a los demás personajes como secundarios, hasta terciarios, a su historia y al suceso en general. Los fanáticos quedarán ligeramente decepcionados ante los pocos personajes que mostraron en el filme, el cual se alejó tanto del juego y las películas animadas que lo precedieron hasta el punto de que Katsuhiro Harada, director de los videojuegos, criticó duramente la película llamándola un terrible film hollywoodense, lavándose las manos del mismo al declarar que no tuvieron participación alguna en él.

Sí les diremos que el fuerte de la película está en la estética y los combates que presentan buenas coreografías, además de una amplia variedad de estilos de pelea. Manejaron apropiadamente estas peleas pero, al final del día, no bastó para que la película brillara como sus geniales predecesoras animadas, quedando como otro filme más de acción para el montón. Acá en la #RedacciónGorila la recomendamos pues es una muy buena forma de emocionarse, invitar a unos amigos y desempolvar la vieja consola para jugar un par de partidas de Tekken.

Continuemos con Street Fighter, que ha recibido reseñas diversas desde que salió para el público. Los críticos se dedicaron a aniquilar casi cada aspecto de la película, exceptuando al siempre fantástico Raúl Julia en su última actuación antes de su muerte, pero muchos fanáticos la tomaron más a chiste y la disfrutaron bastante, al punto de haberla convertido en un film de culto siempre agradable de ver con sonrisa de vergüenza ajena.

La película cumple, destacando (de nuevo) a Raúl Julia, pero tampoco olvidemos al ídolo de las películas de acción: Jean Claude Van Damme haciendo del Coronel William Guile, y nada más y nada menos que a la cantante Kylie Minogue haciendo de Cammi, además de Ming Na, quién hoy en día es una agente de SHIELD, interpretando a la famosa Chun-Li. Las actuaciones del reparto no son lo mejor del mundo, pero son adecuadas de alguna manera. Cada actor encarna casi como a caricaturas a sus personajes, además de que los productores cuidaron muy bien las vestimentas de cada uno, de forma que se parezca lo más posible a sus contrapartes en los videjuegos…NOT!

Hoy en día ya tenemos Street Fighter: Assasins Fist para satisfacer nuestra necesidad de un buen live action de este juego y eso hace que veamos con más cariño (y vergüenza) al film de 1994. Así que, por arrancarnos una sonrisa (de lástima o de diversión) y por intentar mantenerse fiel al juego, el Gorila Taitero le rinde un homenaje a esta peli y se larga al tilín más cercano a ganar una pelea por Raúl Julia.

Pero, antes de marcharnos, tenemos a la obra maestra de las películas de juegos de peleas: la épica Mortal Kombat, también de 1995. Este filme tiene una trama simple pero que avanza con estilo; los escritores supieron dar el tiempo necesario de desarrollo a cada personaje para que mostrarán lo que los fans deseaban ver: las personalidades como estaban retratadas en el juego y una química interesante entre buenos y malos.

Si bien los efectos eran un poco forzados (aunque, considerando la época, interesantes), y las peleas no son las mejores de entre nuestras tres opciones, al menos las interpretaciones de las rivalidades en el torneo estuvieron muy bien realizadas. Claramente dedicada a los fans del juego, esta película trajo una banda sonora (y muchos feelings) que nadie puede pasar por alto. Mayor razón para recomendarles que no vean su secuela y, más bien, dediquen ese tiempo a ver la más acertada Mortal Kombat: Legacy.

Y con eso los dejamos por ahora. Estén atentos para más artículos de la #RedacciónGorila.