RIHANNA vs DC COMICS.

27 Mayo, 2015

RIHANNA vs DC COMICS.

Por: Redacción Gorila

Por donde comenzar Diosito santo, a ver; resulta que el nombre real de Rihanna es Robyn Rihanna Fenty, y como suele suceder eh Chollywood las actitudes pelotudas suelen esparcirse como reguero de pólvora y es lo que ocurrió con la verdadera culpable de todo esto: Taylor Swift.

A la rubia estrella valuarte del "pop triste repudiando al ex novio" se le ocurrió patentar legalmente varias frases de su disco 1989 , incluído el nombre del puto año, así que si vas a citar a 1989 en alguna obra literaria seguramente te van a pedir unos cuantos kivos. Bajo esa misma lógica ella piensa que es la primera mente en la historia de la humanidad en elaborar frases como “This Sick Beat”, a la mierda la lógica o sea, ya no es como en 1989 (chachiiiing ... mierda!)

Fuera de que esto demuestra que no tiene un pelo de tonta o que su mannager necesita ayuda psiquiátrica con urgencia, la tendencia fue seguida ahora por Rihanna que presentó una solicitud a finales del año pasado para patentar su nombre completo incluído "Robyn". Inmediatamente DC Comics, propietaria de la palabra Robin ha presentado una denuncia, afirmando que esa acción puede “crear acojudamiento” y llevar a confusión con el producto del universo de Batman, el nombre es fonéticamente idéntico al del joven maravilla, y creen que puede beneficiarse de su popularidad para darle empuje a la línea de maquillaje, pefrume, moda o lo que sea que decida lanzar.

Los abogados especialistas de la Revista Gorila, han llegado a una conclusión shockeante, DC Cómics tiene razón en algo, lo cual no había ocurrido desde hace unos tres años por lo menos. Si la compañía de Rihanna y la editorial no llegan a un acuerdo, será la entidad de Registro la que resuelva este entuerto.

Sin embargo no solo no hemos visto el final de este culebrón, estamos seguros de que en los próximos meses varias otras estrellas van a comenzar a patentar sus apodos, sus aspectos, o algunas estupidces con las que se expresan como el "WHAAAAAAAAT" de Little John o el "Why allways me" de Justin Beaber. (El que nos diga cual es el propietario original de esa frase es un máster del universo).