Murió el monstruo del bajo: Chris Squire de Yes

28 Junio, 2015

Murió el monstruo del bajo: Chris Squire de Yes

Por: Redacción Gorila

 Chris 'The Fish' Squire fue bajista, vocalista, compositor y único miembro cofundador de los poderosos Yes que se mantuvo vigente durante toda la trayectoria de la banda. Fue sin duda alguna un verdadero icono del rock progresivo y sinfónico, y su estilo es aun elogiado en escuelas musicales alrededor del mundo.

Lamentablemente, Chris padecía de un extraño tipo de leucemia que combatió durante años. Finalmente, el 28 de junio, Chris no pudo más y falleció a causa de esta enfermedad. La banda confirmó su deceso mediante su pag oficial:

"It’s with the heaviest of hearts and unbearable sadness that we must inform you of the passing of our dear friend and Yes co-founder, Chris Squire. Chris peacefully passed away last night in Phoenix Arizona, in the arms of his loving wife Scotty.

For the entirety of Yes’ existence, Chris was the band’s linchpin and, in so many ways, the glue that held it together over all these years. Because ofhis phenomenal bass-playing prowess, Chris influenced countless bassists around the world, including many of today’s well-known artists. Chris was also a fantastic songwriter, having written and co-written much of Yes’ most endearing music, as well as his solo album, Fish Out of Water.

Outside of Yes, Chris was a loving h usband to Scotty and father to Carmen, Chandrika, Camille, Cameron, and Xilan. With his gentle, easy-going nature, Chris was a great friend of many … including each of us. But he wasn’t merely our friend: he was also part of our family and we shall forever love and miss him."

Chris, el alma de la banda, fue apodado The Fish luego de un incidente en un hotel en Noruega, donde inundó toda la habitación. En 1975, lanzó su primer y único disco solista Fish out of the Water, donde contó con la colaboración de sus bros de Yes Bill Bruford y Patrick Moraz, así como con Mel Collins de King Crimson. En este álbum, Chris también se lució interpretando diestramente las guitarras y voces. 

Casi desde sus inicios, The Fish decidió usar una Rickenbacker para destruir stadiums con sus apocalípticos graves. El sonido distorcionado de su bajo y su dinámico estilo han caracterizado el sonido no solo de una banda, sino de una género entero. Hoy, el Gran Pez nos deja un indestructible legado aun marca el norte para miles de bandas hasta la fecha, y es un ejemplo de cómo se logra denominar a la bestia de cuatro cuerdas (o más!).