THE PREACHER LLEGA A AMC.

10 Septiembre, 2015

THE PREACHER LLEGA A AMC.

Por: Redacción Gorila

Alabado sea el Big Gorila, el escritor y productor de Breaking Bad, Sam Catlin, ya terminó la producción del piloto inspirado por el legendario comic de los 90's de Garth Ennis y Steve Dillon, donde un predicador sale en busca de Dios con el don de "la palabra" acompañado por un vampiro alcohólico y su novia de juventud Tulip O'hare.

El comic estuvo en la mira de la censura durante toda su existencia por su ultra violencia, su dibujo realista y lo extremo de sus personajes como el Santo de los asesinos, un guarura divino con muy mal carácter o Arseface (cara de culo) un fan de Kurt Cobain que se dispara en la cara y queda completamente desfigurado.

Desde mayo de este año que se terminó de rodar, no se tenía noticia de la serie, pero esta semana el actor Seth Rogen que dirige el piloto junto a Evan Goldberg con quien ya realizaron en el pasado Supercool, This is the end, Pinneaple Express y Vecinos, exhibió en su cuenta de twitter el poster promocional de la serie, develando que la misma es la apuesta seria de la cadena AMC para el año que viene.

Electric entertainment, Miramax, HBO y Columbia pictures estuvieron asociados al proyecto en el pasado pero no pudieron hacer que vea la luz, de todos modos AMC no ha comunicado oficialmente la veracidad de las declaraciones.

La redacción Gorila tiene sentimientos encontrados con respecto al equipo creador y no obstante de que cuentan con un gran cast que incluye a Ruth Negga, Joe Gilgun y Dominic Cooper en el papel principal; probablemente se rindan ante los elementos controversiales de la obra original como ya demostraron en su película "The interview" y no vayan muy a fondo con la densidad psicológica que mostraba el cómic, pero esta aparente debilidad es también una razón para esperar grandes cosas ya que el tandem Rogen/Goldberg es conocido por su audacia, habrá que esperar lo mejor y elevar los ruegos al Big Gorila.

De entrada enterarnos que el soundtrack incluye a Dusty Springfield y su clásico Son of a preacher man, ya es buena señal.