HAIL HYDRA

27 Mayo, 2016

HAIL HYDRA

Por: Redacción Gorila

El Capitán América es el santurrón idealista de Marvel Cómics, intocable e incorruptible desde antes que le saliera pelo en la jeta a la mayoría de la redacción Gorila, personifica la esperanza del sueño americano converitda en una viñeta, pero sus creadores voltearon la mesa increíblemente (o eso creen ellos) en la edición de Steve Rogers: Capitán América No 1.

En el cuadro final del cómic de autoría de Nick Spencer y Jesús Sáiz, Rogers se destapa como agente nazi de la organización Hydra, sus conocidos antagonistas y gastado meme de hace algunos años. 

El editor en jefe de Marvel Tom Breevort tuvo que salir al paso, como siempre que hacen algo sin motivo, controversial, señalando que esto añadirá otro significado y nuevas capas al personaje.

Su personaje acaba de recuperar su juventud tras pasar varios meses en el geriátrico, en los cuales Sam Wilson había heredado su escudo. A nosotros nos llama más la atención como en este número el discurso de la Calavera Roja se ha convertido en un alegato contra los inmigrantes en vez del clásico discurso nazi, es como si a Donald Trump le hubieran volado la peluca y echado pintura roja, tras varios meses en una maquina de correr, en cualquier momento Red Skull va a pedir una pared de 30 pies.

Entre otras cosas descubrimos en este singular número que la mamá del Capitán ya fue tentada por Hydra en 1920 (lamentamos anunciarlo en este día), y la persona a quien vieron amordazada en la viñeta que está circulando por todo lado es el compa (ahora ex compa fallecido) del capitán Jack Flag.

Aunque las cabezas de Marvel anuncian que es algo que se venía planeando hace tiempo, los lectores mas antiguos y zorros estamos convencidos, primero, de que esto responde a una cultura de shock que se ha apoderado del mundo del cómic y esto es una obvia respuesta al rebirth de DC cómics, que tomó controversiales decisiones que están haciendo la preocupación de sus fans y las delicias de la competencia, y segundo, que saldrán del aprieto con el argumento del "doble agente" o en el peor de los casos apelarán al viejo "backtrackin" como hicieron en la despreciable saga de los clones de spider man.

En su ilustre carera el Cap ha abandonado el escudo varias veces, se ha rebelado contra su propio gobierno en la Guerra Civil, ha muerto un par de veces y recientemente había envejecido.