BULLY HUNTERS: EL PAPELÓN DEL AÑO EN INTERNET

23 Abril, 2018

BULLY HUNTERS: EL PAPELÓN DEL AÑO EN INTERNET

Por: Redacción Gorila

Tras el escándalo conocido como “gamergate” uno pensaría que si las iniciativas de justicia social van a volver a taclear al mundo de los Gamers, probablemente la comunidad más hermética de todos los tiempos (con lo bueno y lo malo que eso implica), utilizarán algún argumento impermeable o alguna idea tan innovadora que de verdad llame a la reflexión y a la modificación de varias conductas incorrectas que se vienen perpetuando en la comunidad de jugadores en línea. Lo sentimos este no fue el caso.

Un colectivo denominado BULLY HUNTERS fue creado con la idea de frenar el acoso o bullying interactivo en la comunidad de disparadores en línea, contratando un escuadrón de “asesinos a sueldo” para que eliminen y humillen a los humilladores. De principio la idea misma vence su propio propósito, pero esto no es todo, ni siquiera estamos comenzando a ver que salió mal aquí.

El grupo se focalizó en el acoso a mujeres gamers, indicando que se adherían a iniciativas como “#MeToo” o “#Time’sUp” equiparando el acoso online al MANIFIESTO ACOSO SEXUAL FÍSICO, lo que también es problemático, ya que en la mayoría de los casos lo que se denuncia como acoso, es simplemente gente siendo idiota en la red, sin distinción de sexos, credos o ideologías; aun así se les dio el beneficio de la duda y su iniciativa fue tomada en cuenta y creó expectativa.

DATOS FALSOS

Toda la idea fue justificada a raíz de un supuesto estudio realizado, que revelaba que 21 millones de jugadoras en línea habían experimentado acoso sexual explícito jugando, mientras 3 millones habían dejado de jugar por este motivo, la escandalosa cifra llevó a muchos investigadores online, como la investigadora y experta en salud mental Platinum Paragon a consultar sobre la fuente de la data, la respuesta inmediata fue bloquearla y borrarla de la cuenta de twitter de la iniciativa, aludiendo actitud “inter-misoginista

Esto impulsó a la red en pleno a buscar el origen de la estadística y descubrieron que estaba proyectada a partir NO de un estudio, sino de una encuesta ni siquiera realizada a gente al azar, sino presentada por voluntarios el año 2012 (hace solo unos días) en el portal Price Charting, Bully Hunters decidió entonces extrapolar el porcentaje de solo 800 y algo encuestados a toda la comunidad gamer en EEUU, lo que no solo no es objetivo es directamente inventar una cifra (las cosas como son).

Sin embargo a pesar de las críticas iniciales decidieron de todos modos llevar a cabo un livestream el 12 de abril de este mes, demostrando como sus sicarios eliminaban EN VIVO a los abusivos en el juego Counter Strike Global Offensive, otra curiosidad, ya que esos servidores hoy por hoy solo están plagados de gente maldiciendo en ruso (las cosas como son II), podían tratar con Fortnite, que es hoy por hoy, el cáncer del universo, lol.

DESASTRE EN “VIVALDI”

El livestream comenzó e inmediatamente a los segundos varios jugadores veteranos cantaron al unísono en todo el mundo “FAAAAKE” y ni terminado todo el show, la portavoz de la iniciativa Nati Casanova, popular gamer bajo su nick ZombiUnicorn, tuvo que admitir que los escenarios, los insultos (innecesariamente horribles), usuarios y situaciones estaban guionizados para emular la acción real en el juego, “la intención nunca fue engañar a nadie, sino mostrar lo más fidedignamente como esto ocurre en el mundo real”, mmmm.

Interactuando con las acciones de sus sicarios en línea la iniciativa presentó aun experto en “Psicología del acoso” el Dr. Kevin Lanham, quien escrutado a una simple búsqueda de Google, resultó ser personal de apoyo clínico para personas con diabetes, vaya.

De la simple observación de los perfiles presentados en el livestream, los usuarios avezados descubrieron que el sicario contratado y la víctima y en casos increíbles hasta el acosador eran todos la misma persona. Pero ¿Por qué ocurrió en realidad todo este disparate? La respuesta como siempre la tiene John McClaine de Duro de matar: “TODO FUE POR DINERO”.

Entre los creadores de la iniciativa estaba la compañía SteelSeries, una vendedora de accesorios de juego de Chicago cuyos audífonos fueron promovidos de manera bastante descarada durante toda la campaña publicitaria y el streaming, que descaro. En medio del vendaval quedaron organizaciones como la base en Chicago de la Organización Nacional de Mujeres de EEUU: N.O.W., que sin intereses de por medio fueron abochornadas de pasadita.

Inmediatamente personalidades del mundo online como PewDiePie y el infame Count Dankula (ambos rabiosos fanáticos de la Revista Gorila, dato basado en un estudio de 2013) defenestraron al evento exponiéndolo como lo que era, un comercial de audífonos subido a la ola de la justicia Social, que quiso capitalizar la indignación del mundo de la farándula en el gaming.

Los mismos SteelSeries así como La Coalición para la Diversidad en los Videojuegos hicieron lo lógico y botaron a la organización bajo el bus. Además el problema de inventar cuentas de twitter para sicarios que no existen es que algunos nombres que inventaron pertenecen a usuarios que no tienen nada que ver con la iniciativa, pero al ser identificados como sicarios FUERON ACOSADOS (estamos escuchando las risas de todos ustedes en el fondo), no solo no se atacó el problema de manera decente, sino que se creó más acoso en el camino.    

EL PROBLEMA

A solo dos días del bochorno, la página de internet oficial fue dada de baja, aún si la iniciativa fuera solo necia o sin malas intenciones (que no lo era) no solo puso de manifiesto la agresividad del mundo gamer cuando se les sindica sin evidencia, sino que trivializó un problema existente y puso en apronte a todos los infelices que pueblan la red y les dio motivos para sentirse agredidos, por lo que presumimos que la estúpida actitud retaliatoria está a la vuelta de la esquina, si ,vendimos unos cientos de audífonos, pero ahora las mujeres juegan en un mundo más agresivo que nunca, gracias, idiotas.