EMMY 2018

18 Septiembre, 2018

EMMY 2018

Por: Kike Prieto

La velada de los emmys fue conducida de manera muy sobria por dos talentos actuales de Saturday Night Live y dos clásicos Colin Jost, Michael Che, Fred Armisen y Maya Rudolph.

Pero el roba cámara de la noche fue el del director Glenn Weiss, que mientras agradecía por su premio le propuso matrimonio a su novia Jan Svendsen usando el anillo de compromiso de su madre fallecida hace solo dos semanas, muy emocionante todo.

La noche se centró en la diversidad y el protagonismo de las mujeres en la industria. Aprovechando que las nominaciones mismas presentaban una diversidad histórica en a entrega en cuanto a raza y orientación sexual.

Las referencias fueron constantes, pero la consigna radical de cambiar Hollywood (por lo menos como intención inocente) es clara, lo puso de manifiesto la comediante Hanna Gadsby, quien indicó que su desagrado por los hombres la llevó a la gala, luego ocultó la mano tras tirar la piedra, un beneficio que parece que no se le puede dar a otros comediantes como Norm McDonald por lo visto.   

Juego de tronos, por fin se sentó en el trono de hierro (ele o ele), ganando el emmy a mejor serie dramática y haciendo más grande su historia y leyenda, presumimos por la expectativa que causa su última temporada.

 

Esto es un premio consuelo para HBO que tras décadas no lideró la planilla de nominados, legando este sitio a la plataforma de streaming Netflix que arrasó con 112 nominaciones.

La progresión de Netflix es impresionante, basta recordar que en 2013 ganó 3 emmys de 13 nominaciones. Este año se hizo con seis premios, uno más que Amazon, que anuncia y HBO.

Pero la triunfadora de la noche fue la Maravillosa señora Maisel, la modesta y relativamente desconocida serie en nuestro medio (por el acceso a su transmisión) que se alzó con cinco emmys de los grandes, incluyendo mejor comedia y mejor actriz (Rachel Brosnahan).

Aunque la competidora Amazon estaba lejos en comparación a Netflix y HBO en cantidad de nominaciones, hizo lo contundente. Te recomendamos trates de ver este genial relato de los 50s que narra la historia de una mujer que debe surgir en el mundo de la comedia en un tiempo donde eso era insólito.

The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story de FX se hizo de seis premios de los nueve a los que asporaba, incluyendo el de mejor serie limitada.

Claire Foy se llevó el galardón por su actuación en The Crown, pasando por sobre la favorita  Elisabeth Moss y devolviéndole el favor del año pasado, su contraparte masculino Matthew Rhys vuelve a poner a la serie The Americans en el mapa, y le otorga su segunda estatuilla empatando así con Juego de tronos.

Peter Dinklage, completó la “trica” de emmys a mejor actor secundario en una serie de drama con su impecable Tyrion Lannister y Thandie Newton, de Westworld, aprovechó la palestra para reivindicar su ateísmo.

La gala también conmemoró la carrera del incomparable “Fonzi” Henry Winkler, que se llevó un premio como mejor actor secundario en la comedia Barry, momentos después su asociado, el genial Bill Hader, se sumaría a la lista de ganadores.