VENOM: OPINIÓN "EN FRÍO"

12 Noviembre, 2018

VENOM: OPINIÓN

Por: Kike Prieto

En retrospectiva si volvemos a analizar todo el material promocional de la película, llegamos a la conclusión que, si retiramos nuestro optimismo todo lo que teníamos a la vista avisaba otro de esos "papelones superheroicos", y como fuimos con esa idea fija en la mente a verla, según el internet, nuestra opinión no cuenta ... FIN ... qué ... ¿más? ... ok.

SONY tenía una oportunidad de oro camino a producir este film y hasta con un plano que solo tenía que calcar a Deadpool, solo que a diferencia del segundo, Venom no es un antihéroe (en gran parte de su historia editorial por lo menos), es un maldito VILLANO.

La gente a cargo de todo esto parecía tenerlo muy claro ya que en el poster de la película y en el trailer podía leerse EL MUNDO NO NECESITA MAS SUPERHÉROES, ¡Por fin! Alguien entendió, ahora podemos extender el género a algo no tan inocente y trivi.... y no, SONY no puede con ser SONY y no solo nos brinda a un Venom que es un héroe en toda regla, sino a un héroe atolondrado a quien los demás simbiontes bullean por ser "raro" ... QUEEEE!!!???

Con la vista puesta en esta iniciativa que poco o nada tenía que ver con el producto de horror que se nos había propuesto (con buena o mala fe) en anteriores trailers, se cortan 40 minutos de metraje "problemático" que Tom Hardy asegura eran su parte favorita de la película y todo se destapa en una bochornosa entrevista junto a Riz Ahmed en el canal de Comics Explained, si, el de Rob, que no quiere alinearse de ningún lado en las controversias con el maniático Mark Waid ... OK, olviden todo eso ultimo juajua.

Ahmed trata de trivializar lo que Hardy menciona con demoledora sinceridad y hasta advierte que no quiere que le pongan "hello Darkness my old friend" el pasaje de Sound of silence de Simon & Garfunkel como al pobre "sad Batman" de Ben Afleck.

En todo caso, aunque toda la violencia de la película transcurre fuera de cámara, inofensivamente como todo producto inofensivo, no podemos atribuirle a eso que la película no nos sepa a nada novedoso ya que, aunque cupó su espacio con adorables escenas de acción y comedia "muy noventas" (cuando el género mismo no se tomaba muy en serio, revisar Darkman y otras así), el producto total se siente absolutamente desconectado y sin seguridad de plantear en ningun momento a ciencia cierta QUE ES.

Si, la sentada de dos horas se siente como de 40 minutos, y en general estuvimos bastante entretenidos ¿Pero eso ya se anota como "bastante" estos días?

La voz introspectiva de Venom es cómica, las situaciones que deberían representar tensión son abordadas con ese "humor incómodo" tan de moda estos días y ni hablar de la trama, desde un laboratorio futurista sin camaras de seguridad a un villano que toda la parte final del film busca ir "al espacio" sin mediciones, precauciones y hasta exterminando (fuera de cámara) a todas las personas encargadas de lanzar el cohete, solo se sube a la punta del cohete para ir, ni sabemos donde, "al espacio", y si, es una película "de dibujitos" y la suspensión de credibilidad puede ser estirada, pero son tiempos mas sofisticados ¿he?

La señal mas clara que solemos ver los gorilas en una película apestosa es lo que muchos llaman "Punto A a B", el villano o héroe debe ir en la trama de este espacio a este otro de la manera más natural y lógica posible, pero cuando la trama demanda que el monstruo villano esté montado en la punta de un cohete como King Kong en el empire state solo porque si, tenemos problemitas.

El veredicto final es que esta película sirve para echarse una buena risa recordando la infancia o llevando a los sobrinos al cine, pero como promesa y potencial es un contundente aplazo, no podemos concordar con la taquilla y darle las chauchas solo porque "no es pésima", no podemos. 4 sobre 10, probablemente tirando a 5 porque estamos comenzando la semana con optimismo.